EL REGRESO DE THE LAST SHADOW PUPPETS

lastsss

El esperado de regreso de The Last Shadow Puppets se ha hecho realidad.

Tras ocho años de espera el dúo británico está de vuelta y lo ha hecho para quedarse.

Nadie sabe si habrá una tercera parte de dos de los compositores de primera línea del rock independiente británico, pero lo cierto es que tras The Age Of Understatement (2008), Everything You’ve Come To Expect (2016), así se llama el nuevo álbum, continua, afianza y a la vez evoluciona la línea a seguir que marcaron en su primer álbum.

He leído varias críticas por ahí acerca de su nuevo álbum, mayoritariamente son positivas, salvo alguna que cuestiona falta de fuerza en el disco en general, que algunas canciones pasan sin pena ni gloria por el disco.

Yo estoy en absoluto desacuerdo. Ya es difícil hacer un buen disco trabajando de continuo, día tras día, año tras año con tu grupo o en el estudio, (o en tu casa o dónde sea que te llegue la inspiración) como para que después de 8 años de olvido, resetees tu cabeza y te pongas a trabajar en algo que dejaste aparcado hace tanto tiempo.

A mí me parece que en el álbum hay varias grandes canciones, que en otro momento y otra época serían obras maestras, como también otras canciones que siguen la línea del primer disco con esos toques de pop setentero y orquestado, otras que siguen las influencias de cada uno de sus proyectos personales, como hay otras en las que experimentan sus gustos musicales como muestran letras mucho más profundas que en The Age Of Understatement.

Portada de Everything You've Come To Expect.

     Portada de Everything You’ve Come To Expect.

Canción por canción, encabezando la lista nos encontramos con Aviation, que fue su segundo adelanto junto con su propio videoclip. Para mí entre las mejores del disco, abre el álbum a lo grande recordándonos que a pesar de que ha pasado mucho tiempo, la esencia de The Last Shadow Puppets, sigue vigente tanto en la melodía como en el ritmo que nos recuerda a canciones de su primer álbum. Acordes menores, ritmo constante, esa orquestación que nos envuelve y un riff de guitarra que, aunque no cesa en toda la canción, no resulta para nada repetitivo. Aviation es una de esas canciones que por más que escuchas no te cansas de ella.

A Aviation le sigue Miracle Aligner, otra de las grandes canciones del disco, una balada con un estribillo pegadizo y una parte relajante, que nos deja un gran sabor de boca. Muy del Alex Turner de Suck It And See (2011) de los Arctic Monkeys.

Después viene Dracula Teth en la que el dúo explota sus artes de seducción musical, con un ritmo pausado y una melodía de voz sugerente. Buenos arreglos corales y gran orquestación de nuevo.

Continuamos con una de las cimas del álbum: la espectacular Everything You’ve Come To Expect, que da nombre al disco y no sólo el nombre, le da otra dimensión, en la que alcanza la excelencia. Con toques de la más pura psicodelia de The Beatles, me recuerda en ciertas partes a The Fool On The Hill (1967) de The Beatles. Un ritmo lento y relajante, los coros son perfectos, y la experimentación es evidente en esta canción. Una canción en la que cada vez que la escuchas descubres algo nuevo. Y eso es maravilloso.

The Element Of Surprise, una canción con buen ritmo y un bajo que nos recuerda al último álbum de los Arctic Monkeys en ciertos momentos, nos muestra lo bien que se les da a Alex Turner y a Miles Kane juntar sus voces.

Bad Habbits fue el primer adelanto para este nuevo disco, también con un videoclip, que encaja perfectamente con el alma de la canción. Sonidos oscuros, solos de guitarra estridentes, la orquestación es muy marcada e incidente con sobresaltos que marcan los parones y ascensos de la canción. Todo esto con el más puro ritmo de Standing Next to me, y la guitarra acústica sonando fuerte en lo profundo de la canción. Otra de las grandes canciones del álbum.

Sweet Dreams, TN, me parece espectacular, Alex Turner explora su lado más crooner, rompe los límites de su voz y se supera (como cada vez que lanza un nuevo disco sea con quien sea). Creo que hacía tiempo que nadie se atrevía a hacer una canción así. Me parece una obra maestra de Alex Turner, donde el ritmo se vuelve épico y absorbente a la vez que la voz nos traslada a la época de los más puros cantantes crooner. Todo esto rematado con otra vez una maravillosa orquestación y un final con el sello de identidad de The Last Shadow Puppets, que le da a la canción un aire diferente y la eleva a los primeros lugares del álbum. También pienso que va a ser una canción a la que no se le va a prestar la atención y la consideración que se merece.

Tras el éxtasis de Sweet Dreams, TN, llega Used To Be My Girl, donde las guitarras se vuelven pesadas y el ritmo más rock n’ roll, con pinceladas del glam rock del gran Marc Bolan de T.Rex al que siempre me recuerda el dúo británico, sobre todo Miles Kane. Esto lo veo tanto en las guitarras infladas de fuzz como en la voz. Una buena canción que alcanza su punto óptimo con el subidón final unido con una orquestación y un solo espectacular muy de Alex Turner.

She Does The Woods mezcla el más puro estilo de The Last Shadow Puppets con el Alex Turner de Humbug (2009) en el aspecto musical, y el Alex Turner de AM (2013) en el aspecto vocal. Una canción enérgica que a veces se escapa de la temática del dúo y que bien podría ser una canción de los Arctics Monkeys.

A Pattern la veo como la segunda parte de Fireside de los Arctic Monkeys en AM (2013). Sé que es más de Miles Kane que de Alex, pero la influencia es evidente, a pesar de que los dos se den la mano en este aspecto. Una canción con riffs elegantes y un piano de fondo que le da otro sonido diferente al resto.

Es la hora de The Dream Synopsis, en mi opinión la mejor canción del disco. He leído por ahí que podría ser perfectamente una canción del único álbum de Alex en solitario, Submarine (2011). Y es cierto, podría encajar. Pero eso no es algo negativo, todo lo contrario. Es la confirmación de que es el mejor haciendo esas baladas hoy día. Cosa que por desgracia no está valorada en el mundo actual. Por eso decía que hay canciones en las que otra época hubieran sido tratadas como obras maestras. Esta es una de ellas junto con Everything You’ve Come To Expect, Sweet Dreams, TN, y alguna más.

The Dream Synopsis es una balada espectacular, de las que en tu reproductor le das al “Repeat”, un piano elegante y constante, esos solos de guitarra repletos de reverb y tremolo que tanto les caracterizan a ambos,un ritmo tranquilo y la voz de Alex Turner envolviéndolo todo. Una obra maestra.

El disco acaba con The Bourne Identity, con una guitarra acústica al más puro estilo 60’s, que nos recuerda a esas canciones que marcaron el movimiento hippie, pero con el toque pop que le ponen los chicos de The Last Shadow Puppets. Una canción perfecta para cerrar el disco que nos deja un buen sabor en la boca, y deja un final abierto. Un continuará.

Alex Turner y Mlies Kane, The Last Shadow Puppets.

Alex Turner y Mlies Kane, The Last Shadow Puppets.

El disco es una obra perfecta, que tras ocho años de espera no ha decepcionado y cumple las expectativas con creces.

Primero fue The Age Of Understatement, en la que los jóvenes británicos Alex y Miles estaban en la edad del comedimiento y la discreción.

Ahora han vuelto con Everything You’ve Come To Expect, todo lo que habíamos esperado.

¿Cuál será la tercera parte si es que la hay?

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *